22 de febrero de 2008

Un fantasma recorre Europa

Que gran mundo, ¿verdad amigas? Podemos conocer tantas culturas...
Gentes de los cinco continentes, objetos de todos los colores y materiales.
Cosas bellas y COSAS FEAS.

Hoy hablaremos de un objeto que, pese a ser horrible, convive con nosotras -insobornables guardianas y custodias de lo cool- con total impunidad:
¡¡¡LAS TIJERAS DEL PESCAO!!!


Un terrible objeto que no falta en hogar alguno, se trate de una vivienda de protección oficial o de un palacete a cinco minutos del centro.

Todas las mujeres de la humanidad, desde Karmele Marchante a La Callas, tuvieron que pasar por el trance de empuñar este horrible objeto cada vez que se acababa el anterior brick de leche. Nadie esta indemne de legitimar este imperio de fealdad que ensombrece el espíritu de nuestros hogares. Vosotras tampoco.


Si tuviese que describir mi infancia se resumiría en el recuerdo de los ojos de unas horribles tijeras naranjas, sospechosamente sesenteras, escrutándome desde el escurrecubiertos mientras mojo en el colacao Tosta Ricas con dibujos de los Fruitis.

Acabemos con este despropósito. Saquemos a la luz a estos monstruos que campan a sus anchas por nuestras encimeras.

ENVÍANOS LA FOTO DE TUS TIJERAS DEL PESCAO A
alquemadrugadiosleayuda@hotmail.com

5 comentarios:

Tu María dijo...

muy bueno, gordito mio, te veo centrado de nuevo.
yo me encuentro tan malita que estoy pensando clavarme mis monstruosas tijeras en la yugular para acabar con mi sufrimiento...o clavarmelas en una mano para que el dolor se centre en otro sitio...
ya te contaré que decido!

Brenda dijo...

hola, puedo mandarte una foto de mis piernas? es mi única tijera.

Marinero en Marte dijo...

ya te he enviado mis tijeras... ;)

alakazaam! dijo...

Jajajaj estoy deseando verlas. "¡Animarse todos!" no escurráis el bulto que sabemos que las que tenéis son horribles

santi ausente dijo...

Esto es, abierta y directamente, competencia a La Sociedad de las Nubes.

Por cierto, ya tengo preparada mi bandera.