6 de febrero de 2008

Ausente

Miro a mi alrededor.

El resto de comensales hablan animadamente los unos con los otros y por un momento me parece estar ausente. Los niños juegan con una baraja vieja montando un escándalo enorme mientras sus padres apuran las tazas de café. Entonces la mirada de Elvira se posa en la mía y me regala su preciosa sonrisa:

-Felicidades papá, setenta y ocho primaveras.

Pronto el resto se gira hacia mí y comenta esto y aquello sobre lo bien que me encuentro para mi edad, sobre lo mucho que me quieren. Todo son palabras amables.

Es una sensación difícil de describir. Por una parte me acompañan todas las personas que quiero, pero el saber que es la última vez que puedo verles a todos juntos me entristece tanto que, por un momento, casi me cuesta no romper a llorar. Uno sabe de sobra cuando le ha llegado el momento y poco más se puede hacer ¿Esperar? Por lo pronto disfrutaré de un último cumpleaños en compañía de los míos.

En los platos, restos del pastel; mis cinco hijos rodeando la mesa y mis cuatro nietos alrededor, dando toda la guerra posible.

8 comentarios:

Sara. dijo...

Que el fin del mundo te pille bailando... o comiendo bizcocho, qué más da. Un besito, Alberto, a ver si después de exámenes nos tomamos un cafetito después de tanto tiempo!

alakazaam! dijo...

Cuenta conmigo guapita!!

Marinero en Marte dijo...

tengo unos últimos chistes antes de encomendarme a tu twitter.... ¿o es que nadie visteis a dj pie el otro dia en el telediario y os vinieron chistes entre irene y dj pie?????

alakazaam! dijo...

Siii tio!!!

Nosotros le vimos en el casting de tienes talento. Automáticamente entrámos en la dinámica de chistes de esta pobre mujer, practicamente hasta que nos tuvimos que ir a dormir.

strange dijo...

sois los 2 lo peor, lo sabeis, verdad?

me gusta el texto, pero es más de los mios, cabrito!
por cierto tengo una petición que hacerte sobre una semblaza que quiero que me hagas pero te lo cuento en persona.

alakazaam! dijo...

...Así de paso me explicas que coño es una semblanza.

Bambu dijo...

Así, en medio de una celebración también me muero yo, ;-)

Smilla dijo...

"La muerte será el adorno que pondré al regalo de mi vida"