26 de julio de 2007

Decálogo del cartero aficionado

1.- Temerás a las facturas de Iberdrola sobre todas las cosas (son un huevo) y correrás despavorido delante de los perros. Sí, era verdad. Algo tendrá el amarillo puñetero.

2.- A la pregunta ¿Nene, traes cartas para mí?
Jamás responderás –¿señora quién coño es usted?, ni pero oiga, ¡si no le he visto en mi vida!.

3.- Aguantarás la sonrisilla de yamejodería al entregar una multa de tráfico (aún trabajando en ello).

4.- Por muy adorable que sea esa ancianita debes hacer que firme su notificación de embargo de cuentas (esto en tu primer día, toma). Un cartero no tiene conciencia, tiene un carrito de la compra amarillo, y punto. Por cierto, me siento Dios con ese pedazo de carro modelo “sísí ponme las naranjas que aún me sobra sitio”, y soy la envidia de todas las señoras de bien los días de mercao en la plaza.

5.- Evitarás la euforia y los comentarios inapropiados sobre los recibidores visitados. Tampoco está permitido tomar fotos.
Delfina se llama así por su abuela, no porque sus padres fuesen hippies, e ignora quién es el MOMA ese, ni por qué tendría interés en pagarle una millonada por sus cosas. Ya sabe que su tapete de ganchillo es total, total, total, por eso lo pone; y sí, ese cuarto de estar “va en serio”.

6.-Que no, ¡que no se pueden hacer fotos!.

7.- Serás respetuoso con los entuertos de consanguinidad en las aldeas. El amor lo puede todo. Si los Serrano pueden, los Coso del Coso del Coso del Coso también.

8.- Rellenarás hasta la última de las casillas por minúscula que sea.

9.- Si cabe un matasellos hay que matasellarlo.

10.- Adivinarás por ciencia infusa el destinatario de una carta sin:

calle y/o
número y/o
nombre

o bien un domicilio sin:

número y/o
placa de la calle Y
etiqueta del buzón, (siempre en blanco o con el nombre del fabricante en su defecto)


11.- Y porque yo lo valgo.
Jamás cabrá confusión alguna entre la correspondencia de esas vecinas que pese a vivir puerta con puerta y compartir número NO SE DIRIGEN LA PALABRA (esto es impagable, como estoy disfrutando, payo).

11 comentarios:

Marlon dijo...

Uno más:

- meterás las revistas en el buzón aunque no quepan.

En esta vida todo cabe, aunque sea a presión.

strange dijo...

Nunca dejarás el correo a una vecina, que la gente es mu cotilla y to lo quiere saber...
por cierto, ya que a mi es lo primero que me preguntan, ¿tú les echas gapos a las cartas?jeje

Lo del martes, guay, porque estoy solita en casa, y me aburro mucho.

Y no estoy localizable porque estoy metida de lleno en el mundo de Harry Potter...cuando lo termine vuelvo al mundo de los no-mágicos.

besotes guapeton

alakazaam! dijo...

ayy la madre, otra víctima más que se cobra Harry. Por cierto, tenemos una baja muy mágica en los40glups...

Esos buzones se han cobrao más dedos que todas las rotativas del país juntas, Marlon.

guille dijo...

Soy del un certamen de cantautores de abril. Conseguiste que entráramos en tu blog, conseguí retenerlo en la memoria hasta ahora.
Aquí te dejo mi msn por si te apetece hablar de algo gracioso**
guiortega5@hotmail.com

gonza se escribe con h dijo...

muy divertido albert!

me ha gustado eh!

alakazaam! dijo...

ese guille que triunfó en el certamen. Da gusto oirte, no nos olvidamos de tí chico de rojo!

agregao estás, a ver cuando te pillo!

yeyo dijo...

No sabía yo que eso de ser cartero fuese tan apasionante, ni que exigiese tantos requisitos y cuidados.

Y q luego estéis tan poco valorados socialmente... Ay q ver!!!

Una lástima no tenerte como sustituto veraniego de mi catera-la-chunga de toda la vida! Yo si que sabría valorarte (aunq no lo haya sabido hacer cuando éramos vecinitos...):D

besis y cúidese!!!

Bambu dijo...

Qué gran obra este decálogo, cuanta
ignorancia hay acerca de esta profesión...

alakazaam! dijo...

jaja saludotes a todos, vamos con la siguiente!

Brenda dijo...

no encontraste cocaína en ningún sobre? se nota que no curras en galicia...

El Fanzine dijo...

yo también estoy en correos y realmente... es mitiquisimo este artículo xDD

chistes privados de distintos trabajos...solo los que los padecemos nos reimos!