4 de mayo de 2007

El Palentino

El Bar Palentino (calle Pez esquina algo) es donde iba Andrés Calamaro por las mañanas. Andrés desayunaba cañas porque le daba vergüenza pedir café con porras a las 2 de la tarde. Pésima acústica a ritmo de Manolo Escobar, el partido de la tve y sin el Plus. En el Palentino se pueden saborear cafés por 1€, cañas por 0.90€, kalimotxos por 1.50€ y copas por 3€. Nunca me atreví a pedir una. Sin embargo, está lleno de veinteañeros (25-35 años) las noches de los fines de semana, protegidos por un techo amarillo que no amarillento. Palentino a las botellas, Julián a los sanguches y el portero a la puerta. Si tienes alguna duda, (el color de tu piel no se ajusta al criterio de derecho de admisión o eres demasiado feo) no dudes en consultar con el portero; es fácil reconocerle: es el hombre con cara de malo que va en chándal y con bisutería fina gritando "¡ESTE ES MI BAR, ESTE ES MI BAR!" Te atenderá con la amabilidad que le caracteriza. ¡No se vayan sin conocer el baño! Se encuentra en el sótano que, según va avanzando la noche, se convierte en el reservado del Bar.


También hay una ventanita por donde se pueden recoger los pedidos por teléfono. Se dice que la víspera de que Julián Hernández (Siniestro Total) entrase a grabar su nuevo disco, fue a celebrarlo al Palentino con Josele Santiago (ex Enemigos) y tras pedir mercancía por la ventanita, terminaron borrachos y tirando la única copia de las letras de las nuevas canciones.


PD. Cuando Papá Brenda estuvo aquí hace un par de meses, se tomó un café en vaso en el Palentino.

Bar Palentino

c/ Pez nº8

abierto de muy por la mañana a 03:00am (a ojo)

Domingos cerrado.

Foto de Calamaro entrando, a la derecha.

22 comentarios:

Víctor Sierra dijo...

Viva El Palentino. Amén.

alakazaam! dijo...

A tus pies brenda, este blog me lo vas a encumbrar. Si es que le faltaba una sección de dónde ir.

Tratándose del panchitos habrá que titularla "Tendencias Empanadas" o"Ánde Metese"

Con lo de la carta de precios has hecho un favor al bueno de Julián, el camarero, y por extensión al mundo...

María dijo...

El Palentino es un antro. Hay bares de viejos con más encanto y bares normales con más estilo. El hecho de que esté lleno los fines de semana sólo hace que se confirme más mi teoria de que la raza humana se dirigi hacia una muy próxima autoaniquilación.

Mei dijo...

Ese garito tiene pinta de ser el mitico lugar donde vas a pasar la tarde, t tomas unas cervezas y cuando sales de alli t quedas impregnado del ambiente mas campechano. Algun dia puede q lo visite.

El detective amaestrado dijo...

eSO SI QUE ES LA HOSTELERÍA QUE DEBEMOS RECUPERAR...

Ignatius dijo...

estos son los bares buenos de verdad

Víctor Sierra dijo...

No lo conozco. Corre el rumor de que Palencia no existe. ¿Alguien puede confirmar?

Brenda dijo...

Si Cuenca existe, cómo no va a existir Palencia?

Víctor Sierra dijo...

No, no, en Cuenca he estado, y tengo documentos gráficos que lo demuestran. Es probable que se trate de un error fonológico arrastrado a lo largo del tiempo (el fonema |p| ha evolucionado en muchas palabras en el fonema |b| por lo que, seguramente, Valencia fue Palencia en sus orígenes. Y no, ¡lo del novio de tu prima no me vale!

bitel_tone dijo...

El portero un día casi se lleva mis nudillos en la mejilla derecha (menudo subnormal). Y eso que yo no soy violento.

SER dijo...

Desde cuando hay portero en el palentino?

debe hacer mucho mucho tiempo que no voy....debería regresar

lester dijo...

Ay Qué entrañable y mítico lugar. Las obras del Alfil no serían tan divertidas si antes no me hubiera tomado unas cuantas cañas allí... o sí?

En cualquier caso se debería hacer una ruta de bares cutres con encanto. Siguiendo por la zona yo recomiendo La pepita, un poco más arriba de la Corredera baja de San Pablo (o es san pedro? los apóstoles y yo no nos llevamos bien...). La legendaria bordería de su camarera-cocinera sólo es comparable al olor a fritanga que impregna las cuevas del local

Anónimo dijo...

mmmmmm, viva el olor a fritanga, las cáscaras de gambas en el suelo, y los sesentones con palillo en boca.

gt

alakazaam! dijo...

que exitazo, Bren, tienes más fans que LA BELLONCÉ.

liberad a PANTO!

Anónimo dijo...

Deberías escribir algo sobre Bober, en la calle Imperial, antes de que desaparezca.
Bexxxos berlineses.

Roberto Laumes

www.lleganlos40glups.com

Meiburg10 dijo...

boquerones en aceite
porteros gruñones
locura y deleite
arriba los corazones

condones de reventa
cerveza fría o vino
panchitos y absenta
viva El Palentino

Brenda dijo...

que Dios le bendiga, joven.

Anónimo dijo...

muy bueno el palentino, suelo ir con frecuencia, a algun cantante ves de vez en cuando, el ultimo: pablo carbonell hace escasas semanas. por cierto hay rumores de que calamaro no bebe (casi) nada de alcohhol, por cierto el representante de fito dijo que los conciertos de éste y calamaro no iban a costar mas de 50 euros, espero que sea una broma...

Emo dijo...

Es extraño el encanto del cutrelux de los bares.
Cuanto mas sucios, mas baratos, mas cañis...mejor.

Y si no mira el Gris, es un claro ejemplo de una mezcla entre bar de barrio, futbolines y moderneo decadente.

Sigo pensando que me gustaban mas los baños de antes.

Definitivamente!

alakazaam! dijo...

Hehehe

esto funciona!!!

Brenda se hace escuchar y continúa recibiendo visitas...

Dr Infarto dijo...

Ya sabía yo, increíble mi intuición, que tú en esto de los blogs ibas a triunfar. Y como de momento, aunque sigues tenido la puerta abierta, en el nuestro no te decides a participar. Al menos podemos hacer un intercambio de enlaces, ¿qué os parece? Nosotros ya hemos cumplido con nuestra parte.

Saludos.

Anónimo dijo...

Servidor desayunaba con café con leche y tostadas como cualquiera, nunca me pedí una cerveza al mediodía porque soy mas afín a la coca cola .... Hace veinte años que soy coleguis de Casto (en la foto) como lo fui de Moises (DEP); que duda cabe que el Palentino es de los bares que deberian sobrevivir siempre en Madrid: Buen precio, buena atención, buen café, zumo exprimido y un ambiente autentico por mas que el barrio (Malasaña) haya cambiado mucho o demasiado. Era un poema ver cruzarse a los moteros (antes de la revolucion centuriona), a los teatreros del Alfíl, a los Camuñas, Manu Chao, The most beautyful girl in the world y la gran fauna que alli convivimos desayunando al mediodia hasta las horas de madrugadas con los chulos de la calle Ballesta y aledaños. Siempre vuelvo a saludar y pedirme un cortado.