18 de septiembre de 2007

La Noche de los Muertos Vivientes.

"Como un conejete asustao, la pobre"






"Es un clásico del cine de terror", "es una de las obras que forman parte
de la historia del cine escrita con mayúsculas". Es una puta mierda.

La protagonista se llama Bárbara y por lo que podemos ver apuesto a que no tiene ni la ESO. No contenta con ello -ofende más lo del nombre que lo segundo-, va como drogá toda la película y la pobre es más torpe quelos zombis que quieren merendársela. La actriz que la interpreta tiene cara de tonta como ella sola y un toque "es que mis abuelos eran de San Clemente" que la hace encantadora. Si eres de los que van de listo pensarás que la ha mordido un zombi y que atacará a la gente en cuestión de segundos en el momento menos esperado; pues te equivocas: "Ella es así", como decía el anuncio de Farala.

Chupandose el pelo, llorando en plan boba y toqueteando todas las figurillas de las repisas como una ancianita nostálgica, caso especial el sobeteo de tapetes, que admira cuales metales preciosos (en eso nos parecemos). En serio esta pobre mujer -que ya menstruaba cuando grabaron esto- va gilipoyas durante toda la película sin razón ninguna que lo explique.




El filme es peculiar porque, pese a ser sonora, se sobreactua más que una de los hermanos Marx. Además tiene un toque naïf-vintage que ya lo quisieran mis vaqueros nuevos. No tiene desperdicio, porque -sólo a ratos- podría decirse que es un desperdicio en sí.


En una segunda lectura la película es cojonuda -siempre que sea vista con perspectiva- y la recta final es brillante e inesperada a pesar de ser del 68, con un final macabrazo que consigue estremecernos hoy, cínicos chicos de ya-lo-tenemos-todo-visto.









"Tranquila bonita que no son de verdad:

esto es una película. Que alguien le de un vaso

de agua, paramos cinco minutos"







Casi debería recomendaros que la viéseis bien drogados para apreciar sus matices, y disfrutarla como sólo vosotros os merecéis. Yo la vi todo sobrio, pero es que tengo una vida interior muy rica, y no me hace falta. Chorretones de sangre hechos con brocha, un asesinato con palustre que causaría las pesadillas de todo buen yesero...
De veras vale el rato, y por un día que te pierdas Yo Soy Bea no va a pasar na.



"Lo de esta niña con los tapetes no es ni medio normal"

10 comentarios:

Pedro dijo...

Pues habrá que verla. Me ha gustado eso de "es que mis padres son de San Clemente"...
Salud
P

Anónimo dijo...

Pero, bonita, ¿tú sabes de que año es esa peli? ¿Tú sabes cómo eran entonces las de ciencia-ficción? Es que los jóvenes de hoy día no respetáis nada...

Roberto Laumes
www.lleganlos40glups.com

alakazaam! dijo...

Pues a saber que le echarán a los cereales esos, ¡eso es un invento, hombre!.

En mis tiempos desayunabamos dos chorizos con media barra de pan, ¡y aquí me tienes!, con cincuenta y cuatro años y no me ha puesto la mano encima ni un matasanos.

Bambu dijo...

Si quieres ver algo cutre, pero cutre de verdad intenta conseguir "Jesucristo cazavampiros" cuenta la leyenda que sus efectos especiales queman las retinas...

La Haine dijo...

jajajaaj me ha encantado la entrada. Yo tb la vi totalmente serena pero debo reconocer que a parte de la risa, no le encontré nada muy profundo. Soy una puta ignorante :D
Buenosdías

strange dijo...

como me diste carta blanca, me leí todos tus borradores, así que esta entrada ya me la esperaba.
Monica siempre intentó que vieramos esta peli juntas...pero yo nunca me dejé. Ya tuve bastantes efectos especiales cutres con Hellraiser...y eso que es más moderna.

besos compañero

alakazaam! dijo...

Vaya pedazo de propuestas están cayendo


cineeee
cineee

por cierto el otro día en la dos pusieron los idiotas del tio von trier y estoy todo loco. maravillas!!!

strange dijo...

eres un jodido flipado y es demasiado facil contentarte...

alakazaam! dijo...

que si es fácil contentarme...

soy partidario de la instauración del día de bistec y mamada!!

Terry Tragame dijo...

Yo no me pierdo Bea por nada del mundo, y menos por ver a esta pavisosa que no difiere de los zombies en ningun fotograma de la película. Antes de verla daba mucho miedo; cuando ya la has visto es como una aventura de los payasos con el señor chinarro y todo.

Un beso!